Les Bourgeois (1962)

febrero 21, 2009

 

Habitualmente se identifica a Jacques Brel únicamente con las canciones románticas, nada más lejos de la realidad ya que la obra de este autor es  tan diversa y tan corrosivo como la del propio Brassens cuando trata temas sociales. Al principio de llegar a Paris (1953) Brassens lo llama irónicamente el abad Brell,  por proceder de asociaciones cristianas; pero pronto Jacques, fundamentalmente un hombre inquieto e inconformista, que aunque nunca hace una identificación política clara se alinea del lado del progresismo.

Aunque de origen burgués, en esta canción hace una crítica absolutamente dura a la burguesía, afirmando literalmente que “los burgueses son como los cerdos”.  En la canción aparece su amigo, chofer y hombro Jojo, al que dedicará una canción en su último disco. También aparece una de las constantes de las canciones de Brel y de su propia vida, los amigos, las juergas y las prostitutas.

Pertenece al disco de igual nombre editado en 1962

LES BOURGEOIS

Le coeur bien au chaud
Les yeux dans la bière
Chez la grosse Adrienne de Montalant
Avec l’ami Jojo
Et avec l’ami Pierre
On allait boire nos vingt ans
Jojo se prenait pour Voltaire
Et Pierre pour Casanova
Et moi, moi qui étais le plus fier
Moi, moi je me prenais pour moi
Et quand vers minuit passaient les notaires
Qui sortaient de l’hôtel des Trois Faisans
On leur montrait notre cul et nos bonnes manières
En leur chantant

Les bourgeois c’est comme les cochons
Plus ça devient vieux plus ça devient bête
Les bourgeois c’est comme les cochons
Plus ça devient vieux plus ça devient c…

Le coeur bien au chaud
Les yeux dans la bière
Chez la grosse Adrienne de Montalant
Avec l’ami Jojo
Et avec l’ami Pierre
On allait brûler nos vingt ans
Voltaire dansait comme un vicaire
Et Casanova n’osait pas
Et moi, moi qui restait le plus fier
Moi j’étais presque aussi saoul que moi
Et quand vers minuit passaient les notaires
Qui sortaient de l’hôtel des Trois Faisans
On leur montrait notre cul et nos bonnes manières
En leur chantant

Les bourgeois c’est comme les cochons
Plus ça devient vieux plus ça devient bête
Les bourgeois c’est comme les cochons
Plus ça devient vieux plus ça devient c…

Le coeur au repos
Les yeux bien sur terre
Au bar de l’hôtel des Trois Faisans
Avec maître Jojo
Et avec maître Pierre
Entre notaires on passe le temps
Jojo parle de Voltaire
Et Pierre de Casanova
Et moi, moi qui suis resté le plus fier
Moi, moi je parle encore de moi
Et c’est en sortant vers minuit Monsieur le Commissaire
Que tous les soirs de chez la Montalant
De jeunes peigne-culs montrent nos leur derrière
En nous chantant

Les bourgeois c’est comme les cochons
Plus ça devient vieux plus ça devient bête
Les bourgeois c’est comme les cochons
Plus ça devient vieux plus ça devient c…

LOS BURGUESES

El corazón en caliente
los ojos en cerveza
Casa de la gorda Adrienne de Montalant
con el amigo Jojo
y con el amigo Pierre
íbamos a beber nuestros veinte años
Jojo se tomaba por Voltaire
y Pierre por Casanova
y yo, yo que era el más orgulloso,
yo, me tomaba por mí
Y cuando hacia medianoche pasan los notarios
que salen del Hotel de los Tres Faisanes
les enseñamos el culo y nuestras buenos modales
cantándoles:
Los burgueses son como los gorrinos
cuanto más viejos, más tontos
Los burgueses son como los cerdos
cuanto más viejos, más gili…

El corazón en caliente
los ojos en cerveza
casa de la gorda Adrienne de Montalant
con el amigo Jojo
y con el amigo Pierre
íbamos a quemar nuestros veinte años
Voltaire bailaba como un vicario
y Casanova no se atrevía
Y yo, que seguía siendo el más orgulloso,
yo estaba casi tan borracho como yo
y cuando hacia la medianoche pasan los notarios
que salen del Hotel de los Tres Faisanes
les enseñamos el culo y nuestraos buenos modales
cantándoles

Los burgueses son como los gorrinos
cuanto más viejos, más tontos
Los burgueses son como los cerdos
cuanto más viejos, más gili…

El corazón en reposo
los ojos apegados a tierra
en el bar del Hotel de los Tres Faisanes
con el Notario Jojo
y el Notario Pierre
entre notarios pasamos el tiempo
Jojo habla de Voltaire
y Pierre de Casanova
y yo, yo que que sigo siendo el más orgulloso,
yo sigo hablando de mí
Y al salir hacia la medianoche, Señor Comisario
todas los días , desde Casa de la Montalant
unos jóvenes desharrapados nos muestran su trasero
cantándonos

Los burgueses son como los gorrinos
cuanto más viejos, más tontos son
Los burgueses son como los cerdos
cuanto más viejos, más gili…

 

Anuncios

Il neige sur liège (1965)

febrero 21, 2009

 

No pertenece a ningún disco, ya que se trata de un tema hecho para un documental sobre Lieja, ciudad belga francofona cercana a Alemania. Es una canción con la capacidad evocadora de otras canciones descriptivas de lugar como Le Plat Pays

 

IL NEIGE SUR LIÊGE (1965)

Il neige il neige sur Liège
Et la neige sur Liège pour neiger met des gants
Il neige il neige sur Liège
Croissant noir de la Meuse sur le front d’un clown blanc
Il est brisé le cri
Des heures et des oiseaux
Des enfants à cerceaux
Et du noir et du gris
Il neige il neige sur Liège
Que le fleuve traverse sans bruit

Il neige il neige sur Liège
Et tant tourne la neige entre le ciel et Liège
Qu’on ne sait plus s’il neige s’il neige sur Liège
Ou si c’est Liège qui neige vers le ciel
Et la neige marie
Les amants débutants
Les amants promenant
Sur le carré blanchi
Il neige il neige sur Liège
Que le fleuve transporte sans bruit

Ce soir ce soir il neige sur mes rêves et sur Liège
Que le fleuve transperce sans bruit

NIEVA SOBRE LEIJA

Nieva nieva sobre Lieja
y la nieve sobre Lieja para nevar se pone guantes
Nieva nieva sobre Lieja
Creciente negro de la Meuse sobre la frente de un clown
Se ha roto el canto blanco
De las horas y de los pájaros
De los niños con aros
y del negro y del gris
Nieva nieva sobre Lieja
Que el río atraviesa sin ruido
Nieva nieva sobre Lieja
y tanto da vueltas la nieve entre el cielo y Lieja
Que no se sabe ya si nieva si nieva sobre Lieja
O si es Lieja la que nieva sobre el cielo
y la nieve une
A los amantes principiantes
A los amantes que se pasean
Sobre el cuadrilátero blanqueado
Nieva nieva sobre Lieja
Que el río transporta sin miedo
Esta noche esta noche nieva sobre mis sueños y sobre Lieja
Que el río agujerea sin miedo.

 

Una canción de amor, pero un amor tormentoso y de muchos años en los que ha habido momentos difíciles y amargos;  un amor que ha perdido el amor de una relación, un amor donde ha habido infidelidades, en la el que uno y el otro se conocen perfectamente. Y sobre todo el concepto del amor que casi es un reflejo de su propia vida, en el que aparece la necesidad de dar rienda suelta a los instintos más inmediatos, de un hombre que llegó a tener tres amantes a la vez, pero en el que también se pregunta si vivir en paz no es la peor de las trampas para los enamorados, para al final terminar de recoger lo maravilloso que hay en el fondo de la que define como una “tierna guerra”. Pertenece al disco Jacques Brel ‘67 (1967)

 

LA CHANSON DES VIEUX AMANTS
Bien sûr, nous eûmes des orages
Vingt ans d’amour, c’est l’amour fol
Mille fois tu pris ton bagage
Mille fois je pris mon envol
Et chaque meuble se souvient
Dans cette chambre sans berceau
Des éclats des vieilles tempêtes
Plus rien ne ressemblait à rien
Tu avais perdu le goût de l’eau
Et moi celui de la conquête

{Refrain:}
Mais mon amour
Mon doux mon tendre mon merveilleux amour
De l’aube claire jusqu’à la fin du jour
Je t’aime encore tu sais je t’aime

Moi, je sais tous tes sortilèges
Tu sais tous mes envoûtements
Tu m’as gardé de pièges en pièges
Je t’ai perdue de temps en temps
Bien sûr tu pris quelques amants
Il fallait bien passer le temps
Il faut bien que le corps exulte
Finalement finalement
Il nous fallut bien du talent
Pour être vieux sans être adultes

{Refrain}

Et plus le temps nous fait cortège
Et plus le temps nous fait tourment
Mais n’est-ce pas le pire piège
Que vivre en paix pour des amants
Bien sûr tu pleures un peu moins tôt
Je me déchire un peu plus tard
Nous protégeons moins nos mystères
On laisse moins faire le hasard
On se méfie du fil de l’eau
Mais c’est toujours la tendre guerre

 

LA CANCION DE LOS VIEJOS AMANTES

Por supuesto, tuvimos nuestras tormentas / veinte años de amor, un amor loco / mil veces tú hiciste las maletas / mil veces yo levanté el vuelo./ Y cada mueble se acuerda / en este dormitorio sin cuna / de los destellos de aquellas viejas tormentas./ Ya nada se parecía a nada / tú habías perdido el gusto al agua / y yo a la conquista.
(Estribillo)
Pero amor mío / mi dulce, mi tierno, mi maravilloso amor,/ desde el alba clara hasta el fin del día, / sabes que te amo todavía. Yo conozco todos tus hechizos / tu conoces todos mis embrujos / tú me ha retenido trampa a trampa / yo te perdí de vez en cuando./ Claro que tuviste algunos amantes / había que matar el tiempo / y dar gusto al cuerpo. / Y al final, al final / nos hizo falta no poco talento / para envejecer sin llegar a ser adultos.
(Estribillo)
Y cada vez más el tiempo nos intenta seducir / y cada vez más el tiempo nos atormenta / ¿Pero es que acaso vivir en paz / no es para los enamorados la peor trampa? / Es cierto que tú tardas un poco más en llorar / y que yo me ablando un poco más tarde / ambos protegemos menos nuestros misterios. / Dejamos menos espacio al azar / desconfiamos de la corriente / pero la nuestra siempre es una tierna guerra.
(Estribillo)

Les Vieux (1966)

febrero 14, 2009

Esta es una de las canciones del Brel más tierno y sensible, se trata de una pintura del mejor y más desgarrador realismo del mundo solitario y triste de las personas mayores, a las que sólo les termina acompañando el reloj que marca las horas; sus libros estan cerrados, y las lagrimas ruedan en silencio por sus mejillas.  Una canción descriptiva, que recoge incluso el ambiente, la atmosfera y el olor de ese mundo  “demasiado pequeño” que el describe con un infinita ternura y cariño.

 

Los viejos ya no hablan,
o quizá lo hacen sólo
con el rabillo de los ojos.
Incluso siendo ricos, son pobres,
no tienen ilusiones
y tienen un corazón para los dos.
En su casa huele a tomillo,
a limpio, a lavanda
y a viejas palabras.
Que en Paris se vive
como en provincias
cuando se ha vivido demasiado tiempo.
¿Por haber reído demasiado tiempo,
sus voces se quiebran
cuando hablan del ayer?
¿Por haber llorado mucho,
sus lágrimas aún
resbalan por sus párpados?
Si tiemblan un poco,
es porque envejece
el péndulo de plata
que susurra en el salón,
que dice sí, que dice no,
que dice: “os estoy esperando”.

Los viejos ya no sueñan,
sus libros dormitan,
sus pianos están cerrados.
El pequeño gato murió,
el muscat de los domingos
ya no les hace cantar.
Los viejos no se mueven,
sus gestos tienen demasiadas arrugas,
su mundo es demasiado pequeño.
De la cama a la ventana,
de la cama al sillón,
de la cama a la cama.
Salen todavía
cogidos del brazo
con su ropa apergaminada
para ir bajo el sol
al entierro de uno más viejo,
de uno más feo.
Y en lo que dura un sollozo,
olvidarse por una hora
del péndulo de plata
que susurra en el salón,
que dice sí, que dice no,
y luego les espera.

Los viejos no mueren,
se adormecen un día
y duermen por mucho tiempo.
Se agarran de la mano
porque tienen miedo a perderse
y sin embargo se pierden.
Y el otro se queda,
el mejor o el peor,
el dulce o el severo.
No importa:
el que se queda
se encuentra en el infierno.
Quizá le veáis,
le veáis triste
bajo la lluvia
atravesar el presente
disculpándose
por no estar ya más lejos
y escapar por última vez
del péndulo de plata
que susurra en el salón,
que dice sí, que dice no,
que dice: “os estoy esperando”.
que susurra en el salón,
que dice sí, que dice no
y luego nos espera.

Les Marquises (1977)

febrero 10, 2009

 

En 1973, despues de haberse retirado de la cancíon en 1967 decide alejarse del mundo vivir como hiciera el pintor Paul Gaugin en la Polinesia Francesa, en las Islas Marquesas, donde se dedicó a navegar en su velero Askoy y a pilotar un bimotor que utilizaba como taxi para ayudar a los habitantes de las islas. Allí permaneció hasta 1977, que vuelve a París a grabar su último y uno de sus mejores discos, titulado Les Marquises, quizás consciente de que no le quedan mucho tiempo de vida. La canción Les Marquises que cierra el álbum sólo se pudo grabar una vez. Al acabar la grabación, regresó a la Polinesia. Se trata de otro tema sublime, al igual que el Plat Pays, son unas pinceladas “impresionistas” que describen con enorme viveza y contraste el paisaje de estas islas, sus gentes, la sensación del tiempo, y la lluvia uq casi se puede sentir en nuestra piel. Este maravilloso tema es parte de la banda sonora de al película Pintar o hacer el amor (Peindre ou faire l’amour)  (2005) de Arnaud Larrieu y Jean-Marie Larrieu

 

 Brel murió de cáncer de pulmón en París en octubre de 1978 y fue enterrado en Atuona, Hiva Oa, Islas Marquesas, en la Polinesia Francesa, a pocos metros de la tumba del pintor Paul Gauguin.

 

LAS MARQUESAS

Hablan de la muerte como tu hablas de un fruto
Miran el mar como tú miras un pozo
Las mujeres son lascivas bajo el temido sol
y si no hay invierno tampoco es verano
La lluvia de través golpea gota a gota
Algunos viejos caballos blancos tararean Gauguin
y por falta de brisa el tiempo se inmoviliza
en las Marquesas
Desde la noche suben luces y puntos de silencio
Que van agrandándose y la luna se adelanta
y el mar se desgarra infinitamente roto
Por rocas que tomaron nombres caprichosos y después a lo lejos los perros cantan de arrepentimiento
y algunos pasos de ballet y algunos pasos de danza
y la noche es sumisa y los alisios se rompen
En las Marquesas

La risa está en el corazón la palabra en la mirada
El corazón es viajero el porvenir pertenece al azar
y pasan cocoteros que escriben cantos de amor
Que las Hermanas de los alrededores ignoran de ignorar
Las piraguas se van las piraguas vuelven
y mis recuerdos se convierten en lo que los viejos hacen de ellos
Quieres que te diga una cosa gemir no es costumbre
En las Marquesas.

Ne me quitte pas (1959)

febrero 3, 2009

 

La canción más representativa  de Brel es ‘Ne Me Quitte Pas’ (1959), dedicada a una de sus múltiples amantes, Suzanne Gabriello, quien estaba embarazada y abortó después que Brel rehusara dicha paternidad. El propio Brel solía decir que no se trata de una canción de amor, sino una canción de cobardía, de falta de coraje. La cobardia está en no tener el suficiente valor para salvar el amor. Y la tragedia que cuenta la letra de esta canción (“te contaré/la historia de un rey/que murió por no poder encontrarte”), y la desesperación (“no me dejes”) y el desgarro (“Ya no lloraré más/ya no hablaré más/me ocultaré por ahí/a verte bailar y sonreír/a escucharte cantar y además reír/permite que me convierta/en la sombra de tu sombra/en la sombra de tu mano/en la sombra de tu perro/no me dejes, no me dejes, no me dejes, no me dejes… Permite que me convierta en la sombra de tu perro”…

«Un hombre no debería cantar cosas así», comentó Edith Piaf cuando en 1959 se la oyó interpretar a Jacques Brel por primera vez. Realmente es de una belleza desgarradora, una de las mejores canciones de amor de todos los tiempos que ha sido versionada por múltiples artístas de todo el mundo (Edith Piaf, Charles Aznavour, Nina Simone, Frank Sinatra, Sylvie Vartan, Juliette Gréco, Marlene Dietrich, Shirley Bassey, Johnny Halliday, Yves Montand,Mari Trini, Marianne Faithfull, Sting, Mireille Mathieu, Dalida, Fagner,Ray Charles, Ute Lemper, Nina,Mikel Laboa,Neil Diamond, Sandy Shaw, Tom Jones, Sheena Easton, Paco Ibáñez, Estrella Morente, Miguel Bosé, Raphael, Julio Iglesias, Alison Moyet, Toots Thielemans, Shirley Horn, Patty Pravo,…

 
No me dejes
Hay que olvidar
Todo puede olvidarse
Que desaparece ya
Olvidar el tiempo
De los malentendidos
Y el tiempo perdido
En sabe cómo
Olvidar aquellas horas
Que mataban a veces
A golpes de porqué
El corazón de la felicidad
pero no me dejes

Yo te ofreceré
Perlas de lluvia
Venidas de países
En los que no llueve
Yo cavaré la tierra
Hasta después de mi muerte
Para cubrir tu cuerpo
De oro y de luz
Yo haré un dominio
Donde el amor será rey
Donde el amor será ley
Donde tú serás reina
pero no me dejes

No me dejes
Yo te inventaré
Palabras sin sentido
Que tú comprenderás
Yo te hablaré
De aquellos amantes
Que vieron dos veces
Sus corazones abrasarse
Yo te relataré
La historia de aquel rey
Muerto por no haber
Podido encontrarte
pero no me dejes

Se ha visto a menudo
Resurgir el fuego del antiguo volcán
Que creíamos demasiado viejo
Hay, al parecer, tierras quemadas
Dando más trigo
Que en el mejor abril
Y cuando cae la tarde
Para que un cielo resplandezca
El rojo y el negro no se unen, acaso…
No me dejes

No me dejes
N voy a llorar más
No voy a hablar más
Me esconderé allí
Para mirarte
Bailar y sonreir
Para escucharte
Cantar y luego reir
Déjame llegar a ser
la sombra de tu sombra,
a sombra de tu mano,
la sombra de tu perro,
pero no me dejes…

Le plat pays (1962)

febrero 3, 2009

 

Maravillosa y preciosa canción dedicada a Belgica; Brel, dentro de su espiritu inquieto y contradictorio, podía cantar contra las constumbres y tradiciones de los Flamencos “Les Flamandes” por lo que fue denostado por sus conciudadanos, por otra parte era capaz de crear imagenes tan bellas como las que encontramos en esta canción, que como sabio dominador de la escena siempre tocaba acompañado únicamente por su guitarra, que casi susurrante nos acerca con el verso ” Cuando el viento está al sur escuchadlo cantar”

 

Le plat pays (1962)

Con el mar del Norte como último terreno vago

Y oleadas de dunas para detener las olas

Y vagas rocas que las mareas desbordan

Y que para siempre tienen el corazón en marea baja

Con brumas infinitamente por venir

Con el viento del este escuchadlo cantar

El llano país que es el mío

 

Con catedrales como únicas montañas

Y negros campanarios como mástiles de cucaña

Donde diablos de piedra descuelgan las nubes

Con el hilo de los días como único viaje

Y caminos de lluvia como único “buenas noches”

Con el viento del oeste escuchadlo querer

El llano país que es el mío.

Con un cielo tan bajo que un canal se perdió

Con un cielo tan bajo que hace la humildad

Con un cielo tan gris que un canal se colgó

Con un cielo tan gris que hay que perdonarle

Con el viento del norte escuchadlo crujir

El llano país que es el mío

 

Con Italia que bajaría por el Escalda

Con Frida la Rubia cuando se convierte en Margot

Cuando los hijos de noviembre nos vuelven en mayo

Cuando la llanura está humeante y tiembla bajo julio

Cuando el viento está en la risa cuando el viento está en el trigo

 Cuando el viento está al sur escuchadlo cantar

El llano país que es el mío.